La acacia es un árbol reconocido por ser una planta de crecimiento rápido y que produce buena sombra. Presentamos las características de la acacia, su cultivo, cuidados y características.

Acacia

Como es la acacia?

La acacia es un árbol que en la medida en que cuente con las condiciones adecuadas va a crecer medio metro por año, lo que es un ritmo considerable en comparación con otras plantas en la naturaleza. Igualmente es un árbol que no precisa de un riego frecuente porque está en condiciones de resistir a la sequía. Por las anteriores características es muy considerado para la creación de un jardín.

Es uno de los árboles que más se ha extendido en el mundo y se lo puede ver en regiones tropicales y subtropicales, más que nada en África y Australia. La altura depende de la especie en particular, pero van a crecer entre unos 5 a 10 metros.

Caracteristicas de la acacia

Tamaño – El árbol de acacia crece entre unos 5 a 10 metros.

Hojas – Pueden ser caducas o perennes según sea el clima de cada zona. En ciertas especies y según el sitio en que crecen, la hoja va a ser de determinada característica o no.

Flores – Se van agrupando en inflorescencias racemosas y se asemejan a un pompón en miniatura con un tamaño de 2 a 3 centímetros de color amarillo.

Semillas – Hacen parte de un fruto seco que puede ser subcilíndrico o aplanado. Se dan en conjuntos de mínimo 10 y van a germinar con mucha rapidez.

Ramas – Con el paso de unos cuantos años se mantienen muy flexibles, pero tampoco se van a romper con facilidad, incluso la madera se usa para la construcción de muebles.

Tronco – Crece muy rápido y se mantiene anclado al suelo por ser uno de los más fuertes y resistentes entre los árboles que crecen a un ritmo tan alto.

Raíces – Su sistema radicular es muy fuerte, más que nada por vivir en zonas donde la pluviometría es escasa a menudo. Sus raíces pueden penetrar muy bien el suelo y se extienden por él.

Acacia

Cuidados de la acacia

Ubicación – Que sea al exterior y a pleno sol. Que esté lejos de cualquier construcción o de las tuberías.

Suelo – No es una planta exigente en este sentido, pues incluso va a crecer en suelos que sean pobres.

Riego – El primer año requiere de un riego semanal, pero desde el segundo no es necesario.

Abono – No se requiere y lo único para pensar es en las otras plantas si son de sombras, porque van a necesitar ser abonadas con frecuencia ya que la acacia se robará los nutrientes.

Plagar – Son muy resistentes.

Trasplante – Que ocurra durante la primavera.

Poda – No es necesario que se realice.

Rusticidad – Según sea la especie pueden cambiar las instrucciones, pero en términos generales son un árbol que va a soportar heladas de hasta -10°C.

Cultivo del acacia

En realidad, para el cultivo de acacia no es necesario prestar mucha atención a los detalles del suelo o las condiciones del clima, si se piensa que este es un árbol que se adapta bastante bien a los entornos y que no precisa de unas locaciones muy particulares para desarrollarse del mejor modo.

En donde si se hace énfasis, es en verificar que la ubicación del cultivo de la acacia sea la más pertinente porque sus raíces crecen, se extienden y son fuertes, así que una mala decisión en este sentido podría terminar por significar daños para construcciones cercanas o afectar el acceso a los nutrientes de otras plantas a las que les cueste más.

No se olvide que para cultivar las acacias es importante que se las sitúe cerca de una fuente de luz solar, ya que esto va a ser determinante para su crecimiento.

Acacia

Fruto de la acacia

El fruto de la acacia es sentado o pediculado, es muy seco, dehiscente o indehiscente, de aplanado a subcilíndrico y en la mayoría de los casos con distintas semillas más o menos discoidales, con frecuencia con funículo persistente, que se desarrolla bastante y algo carnoso.

Acacia fruto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *