Los árboles de sombra los hay de muchos tipos o variedades, y además de cumplir con su labor de dar sombra en un jardín o zona abierta, pueden ser un gran elemento decorativo.

Por qué árboles de sombra?

Los árboles de sombra se denominan de ese modo porque su forma, tamaño o tipo de hojas, son una opción ideal y natural para producir sombra. Hay que tener en cuenta que durante el verano los rayos solares pueden ser muy fuertes y si se quiere disfrutar de un jardín o de una zona abierta, no hay mejor opción que la de un árbol de sombra que brinde protección. A su vez, destacan por ser lindos y por su uso ornamental.

Tipos de árboles de sombra

En realidad, los tipos de árboles de sombra se los va a poder clasificar de acuerdo con el tamaño de los mismos, ya que la clave es que su copa sea voluminosa y grande para así dar una buena sombra. En ese sentido, los hay altos o bajos, con mucha o poca raíz, ideales para un clima árido o uno templado. Es decir, las variedades son múltiples y por ende hay que elegir la que mejor se adapte según sean las necesidades del espacio.

5 árboles de sombra para clima cálido

Ficus – Se distribuyen por todo el ecuador y son arbusto o árboles. Sus raíces no suelen ser aptas para un jardín pequeño, pero hay especies que se adaptan sin problema. Hay que fijarse en la variedad porque a veces no dará la suficiente sombra.

Ficus

Algarrobo – Es un árbol que encaja muy bien en un proyecto de jardín de poco mantenimiento. Alcanza los 6 a 7 metros de altura y su copa ronda los 5 metros. Su crecimiento es medio-rápido.

Algarrobo

Acacia – En la mayoría de los casos van a crecer como arbolitos o arbustos que se dan por el ecuador. Su crecimiento es rápido y resisten muy bien ante la sequía.

Acacia

Álamo – Es un árbol que tiene un tronco fino, pero que puede lograr una altura considerable con una copa que es bastante alargada, combinación con la que se garantiza una sombra oblicua para una vivienda.

Álamo

Flamboyant – Además de ser un árbol de sombra es muy ornamental por su belleza. Crece bastante rápido en los climas que no se dan heladas y sus flores por su tonalidad roja son bastante llamativas.

Flamboyant

 

5 árboles de sombra para clima templado

Roble – Es un árbol que es clasificado siempre como majestuoso y puede lograr los 40 metros de altura y un ancho de 10 metros. Para un jardín será un ejemplar aislado y necesita de buen terreno para su desarrollo.

Roble

Olmo – Es un tipo de árbol caducifolio que se caracteriza por lograr alturas importantes. Es una buena opción para dar sombra, inclusive si se lo busca para un chalet o una casa.

Olmo

Sauce – Algunas de sus variedades son cultivadas con mucha frecuencia en el mundo entero. Su corteza es acuosa, la madera es dura, suave y flexible. Por su tamaño y belleza va muy bien en un jardín para un uso ornamental.

Sauce

Castaño de Indias – Es un árbol caduco que puede llegar a los 30 metros de altura. Prefiere crecer en los terrenos que son ácidos y que sean amplios. Es usado con frecuencia para dar sombra en los espacios públicos.

Castaño de Indias

Jacarandá – Su color es precioso y su copa resalta por ser frondosa y ancha. Pese a que se va a marchitar su manto con hojas púrpura, va a terminar por significar un espectáculo increíble para el jardín.

Jacarandá

 

Características de los árboles de sombra

Copa grande – Es importante que la copa de los árboles de sombra sea grande, para que de esta manera cumplan con su labor de brindar sombra en un espacio determinado al obstaculizar los rayos del sol.

Agua – Son árboles que en términos generales requieren de mucha agua por las necesidades que presenta su copa, ya que cada pequeña parte del agua se debe hidratar y alimentar.

Uso ornamental – En la mayoría de los casos no sólo cumplen con una función de dar sombra, sino que a su vez por su belleza son una interesante alternativa para la decoración de un jardín o espacios en general.

Altura – No hay un estándar respecto a la altura o al tamaño, así que pueden ser altos o bajos. De todos modos en comparación con las personas son altos, para así cumplir con su labor de dar sombra.

Tallo – En su mayoría es ancho para así garantizar la estabilidad de la copa que es frondosa y voluminosa.

Cuidados de los árboles de sombra

Lo cierto es que el cuidado de cada árbol de sombra debe estar pensado según sea la variedad con la que se esté trabajando. Más allá de lo anterior a grandes rasgos hay que ser cuidados con el riego de la planta porque son árboles que necesitan de una buena hidratación para su supervivencia.

En relación con la poda hay que verificar la tolerancia de la especie a este procedimiento, pues en ciertos casos no será una buena idea ya que quizá se afecte su salud o estado.

En conclusión, para los demás apartados relacionados con el cuidado del árbol, hay que remitirse a las instrucciones específicas de cada variedad, porque incluso si es una especie de un clima cálido o templado puede hacer que se modifiquen las recomendaciones de cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *