Las plantas trepadoras o enredaderas son una opción excelente para la decoración de espacios interiores o exteriores, ya que le dan al lugar un toque espectacular.

Enredaderas o plantas trepadoras

Las trepadoras o enredaderas son un tipo de planta que dispone de distintos recursos para poder trepar, razón por la que lo pueden hacer casi en cualquier tipo de soporte. Por sus características pueden tener muchos problemas al estar privados de la luz solar. Las plantas trepadoras o enredaderas trepan para captar más luz, en otras palabras para sobrevivir.

Son muchas las variedades de trepadoras o enredaderas que existen y se las usa con mucha frecuencia en los jardines o al decorar estancias porque su verde es muy llamativo y suelen ser de múltiples colores muy vivos.

Tipos de enredaderas

Enredaderas con zarcillos

Los zarcillos son tallos, peciolos u hojas que están para enrollarse en un asidero. Los ejemplos más conocidos son: lathyrus sp, clematis sp o pisum sativum.

Enredaderas con raíces aéreas

Son las plantas trepadoras que disponen de raíces que se pueden agarrar inclusive las paredes. Algunas variedades son: heredera sp o campsis sp.

Enredaderas con tallos volubles

Son las que se pueden enrollar alrededor de los soportes, como por ejemplo: lonicera sp, podranea sp, convolvulus sp.

Nombre de variedades de enredaderas

  • Hiedra – Su hoja es perenne y podría durar muchísimos años. Son múltiples las variedades y sus tamaños. Requiere de estar en la sombra.

Enredaderas o plantas trepadoras

  • Ficus tapizante – Es una trepadora perenne con múltiples variantes de sus hojas en blanco o en amarillo. Precisa de un sitio con semisombra y de no recibir el sol directamente.

Enredaderas o plantas trepadoras

  • Enamorada del muro – Es un tipo de arbusto caducifolio el cuerpo puede crecer rápidamente y mucho. Se hace muy interesante en otoño porque sus hojas se vuelven naranja y rojo.

Enredaderas o plantas trepadoras

  • Dama de noche – Es una trepadora muy bonita con un aroma agradable y que cree un ambiente llamativo.

Enredaderas o plantas trepadoras

  • Glicinia – Es un tipo de trepadora con un color lila espectacular y precioso que puede cubrir cualquier espacio en muy poco tiempo.

Enredaderas o plantas trepadoras

  • Campanillas – Son de climas fríos y se la cultiva como si fuese una planta anual, ya que únicamente vive un año. En los sitios cálidos es una planta perenne.

Enredaderas o plantas trepadoras

  • Parra de uvas – Es la opción perfecta para cubrir una pérgola, más que nada porque es caducifolia y no va a tapar el poco sol que exista durante el invierno.

Enredaderas o plantas trepadoras

  • Rosal trepador – Es de los que más se conoce y que tiene mucho éxito. Florece únicamente una vez al año.

Enredaderas o plantas trepadoras

  • Buganvilla – Al florecer lo hace de una manera espectacular y durante un invierno muy frío pierde sus hojas para brotar de nuevo.

Enredaderas o plantas trepadoras

  • Madreselva – Es de las enredaderas que crece a mayor velocidad y que puede cubrir un muro en poco tiempo.

Enredaderas o plantas trepadoras

  • Pasionaria – Es una planta trepadora que florece por mucho tiempo y que cuenta con varias especies, inclusive en ocasiones con frutos comestibles.

Enredaderas o plantas trepadoras

 

Como cuidar las enredaderas

Las plantas trepadoras o enredadoras necesitan que su crecimiento sea orientado, así que se debe elegir con cuidado el lugar en donde se las va a colocar y el espacio que se tiene disponible.

Asimismo, durante el deben existir ciertos cuidados especiales, como prestar atención a los posibles daños del viento. Si se encuentra en verano hay que ser cauteloso con las temperaturas altas, recordando que una enredadera se dirige hacia el sol y que tal vez por esa misma razón se termina quemando. En otras palabras hay que refrescarla con frecuencia. En primavera hay que recordar que es donde más plagas se dan, así que unos cuantos remedios caseros pueden ser de utilidad. En otoño es el momento ideal para abonar y que se preparen para el invierno.

Como trasplantar una enredadera

  • Enredaderas tamaño mediano grande – Pueden dar cierta complicación, así que muchas veces se descarta el trasplante. La recomendación en estos casos es que ni siquiera se lo intente porque la planta se dañaría.
  • Según la especie – De acuerdo con la planta o su especie hay más facilidades al trasplantar, ya que en ciertos casos no van a soportar que sus raíces se dañen.
  • Tiempo de recuperación – Tras un trasplante las plantas necesitan de un tiempo para recuperarse, pues han perdido parte de sus raíces.
  • En época de descanso – Un trasplante sólo se debe realizar ante la época de descanso de la planta, en otras palabras, durante el invierno. Si está en fase de crecimiento, primavera o verano, hay que permitir que las raíces se puedan fortalecer. El otoño también puede ser una época buena, pero no en las zonas cálidas en donde las plantas pueden seguir creciendo.
  • Tierra un poco húmeda – Al hacer el trasplante, la tierra tendrá que ser un poco húmeda y también se debe hacer una poda importante para que se reduzca la longitud de las ramas y que el traslado sea sencillo.
  • Buen hoyo – Al plantar, se debe realizar un hoy de buen tamaño y mezclando la tierra con un poco de abono orgánico.

Beneficios de las enredaderas

 

  • El ambiente va a lucir mucho más natural en cualquier tipo de espacio.
  • Son capaces de eliminar toda clase de humedad en las paredes.
  • Con su presencia disminuye el coste de mantenimiento pues no se precisa de pintar o de revestir.
  • El costo de mantenimiento es muy bajo, ya que sólo se necesita podar.
  • Las hay de muchas variedades, así que se puede elegir entre un amplio espectro de posibilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *