La Gardenia es un tipo de planta con unas flores muy bellas que para muchos son de las más hermosas de la naturaleza. Igualmente, las flores de gardenia son reconocidas por su perfume espectacular.

Gardenia

Como es la gardenia?

La gardenia es un arbusto que destaca por sus hojas que siempre se ven con un verde muy vivo. Además de lo anterior es una planta que debe su origen al territorio chino. Es importante saber para su uso ornamental que si se la cultiva se va a mantener contenida en una maceta, lo que significará que va a alcanzar entre un metro o metro y medio de altura. En caso de plantar una gardenia por fuera de una maceta será de mayor tamaño.

Gardenia

Caracteristicas de la gardenia

Hojas – Son de un color verde intenso y brillante. Son lanceoladas y están organizadas en pares opuestos en relación con el tallo.

Tamaño – En una maceta crece entre 1 a 1,5 metros. Si se permite su crecimiento en un espacio abierto el tamaño será mayor al descrito.

Flores – Las flores de gardenia son muy bonitos. Tienen entre 5 a 12 pétalos de una tonalidad de color blanco crema, que presenta una morfología semejante a la de las rosas.

Aroma o perfume – Las flores de gardenia resalta por el perfume que emana, que es reconocido por ser intenso y que a muchos les recuerda la potencia aromática de un jazmín.

Floración – Para disfrutar de las flores de esta planta es necesario esperar al mes de mayo o en ocasiones hasta junio.

Interior y exterior – Es una planta que por sus características se puede cultivar tanto en un entorno interno para la terraza o el jardín de una vivienda. A su vez es viable que se cultive en el exterior, pero en este caso precisa de un sitio más resguardado.

Congelación – Las gardenias no están preparadas y por ende no toleran las heladas en donde hay que recordar que es una planta de origen tropical.

Acidófila – Es una planta acidófila así que requiere de un sustrato que sea ácido para su buen crecimiento.

Gardenia

Cuidados de la gardenia

Riego – Las gardenias necesitan de un riego que sea relativamente frecuente, pensando en que son plantas a las que no les conviene que la tierra se seque en su totalidad, así que es importante que se mantenga en un punto de humedad.

Agua para el riego – Hay que fijarse en el tipo de agua que se emplea, considerando que si el agua es pesada (con un índice de sal alto), el pH subiría rápidamente el del sustrato del suelo y habría un bloqueo para ciertos nutrientes. Lo ideal son las aguas blandas que sean pobres en cal.

Sustrato ácido – Es una planta acidófila, por ende, con un pH alrededor del 5 es suficiente para posibilitar la absorción de los nutrientes con total normalidad.

Abonar – Se hace aún más necesario cuando la gardenia se planta en una maceta. Verifique que el abono sea apropiado para su condición como planta acidófila.

Luz y temperatura – No puede haber un déficit de luz o temperaturas altas porque la planta lo va a sufrir.

Plagas y enfermedades – La clorosis de las hojas se puede dar por la falta de hierro, más que nada por un pH que sea incorrecto. En definitiva, hay que verificar que el pH sea ácido inicial. Respecto a las plagas las típicas son el pulgón, cochinilla o la araña roja. Con un jabón potásico que se pulverice en la mata se obtendrán buenos resultados.

Flor de la Gardenia (Planta)

La flor de gardenia es hermosa y destaca por ser blanca, muy parecida a la de una rosa y por esas condiciones es que se emplea con frecuencia como una planta ornamental. Es clave anotar que una flor de gardenia en un vaso con agua va a conseguir perfumar de un modo agradable e intenso una habitación por varios días.

Gardenia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *