El árbol de mango no sólo es una planta que produce mango como fruto, sino que a su vez es un ser viviente que destaca por su belleza, que puede ser útil para decorar y que brinda sombra.

Árbol de mango

Como es el mango?

El árbol de mango crece en las zonas con un clima tropical y en aquellos casos en donde la exposición a temperaturas bajas se prolonga, es posible que se mate o dañe el árbol. Lo anterior explica en buena medida la razón por la que se cultiva más que nada en regiones tropicales.

El árbol de mango llega a medir hasta más de 30 metros, así que es grande. En aquellas variedades que son de producción se los poda casi siempre para que sean pequeños y facilitar la cosecha. Sus hojas son grandes y por su textura se parecen al cuero, las cuales además consiguen permanecer en el árbol por más de un año.

Caracteristicas del mango

Historia – Es un árbol que se doméstico hace poco más de 4.000 años. Se lo trasladó desde la India hacia Asia entre 400-500 a.C. Con el tiempo se llevó a Filipinas en el siglo XV, en el siglo XVI en África y en Brasil. De todos modos se extendió por el mundo.

Tamaño – Es un árbol que puede superar los 30 metros de altura en su entorno natural, pero los que son de producción se los controla en su tamaño para facilitar la cosecha.

Lucha por sobrevivir – El árbol de mango es conocido porque actúa de un modo agresivo en términos de alcanzar la claridad del sol, razón por la que puede cubrir otro tipo de árboles que sean de su misma altura para así disfrutar de la radiación solar.

Multiplicación – Sus semillas germinan con facilidad y es por ello que puede ser una planta invasora en los sitios en donde se la introduce.

Hojas – Van a permanecer por más de un año en el árbol, son de buen tamaño y su textura guarda similitudes con el cuero.

Flores – Sus pétalos son blancos y desprenden un aroma suave el cual es agradable para muchos. La polinización de las mismas se da gracias a los insectos, en donde sólo el 1% madura para dar un fruto: el mango.

Fruto – El mango es su fruto. Se caracteriza por ser de tamaño grande y con una tonalidad rojiza. Su pulpa es dulce y carnosa. Al inicio va a ser de un color verde y amarillo o naranja en su madurez. El fruto en el árbol requiere de unos cuatro meses para madurar.

Cuidados del mango

Clima o temperatura – Hay que fijarse que su cultivo se dé en una zona con un clima cálido que no presente variaciones térmicas. Esta es la mejor opción para que sea un árbol saludable. Si lo anterior no se puede cumplir se puede optar por la variedad Gomera 3 que soporta hasta -2°C.

Suelo – No necesita de un terreno demasiado fértil pues se va a adaptar.

Espacio – Es ancho al crecer, así que se debe verificar que pueda disponer de unas condiciones aptas para su crecimiento.

Iluminación – Requiere de buena luz todos los días.

Riego – Necesita de una cantidad importante de agua, por eso las zonas de lluvia son donde está más cómodo. Tampoco hay que encharcar porque las raíces se pueden podrir.

Abono – Sólo en dos ocasiones al año y que sea en primavera y verano que es cuando lo requiere para crecer.

Enfermedades y plagas – La antracnosis, el mildiu polvoriento, la roña, manchas bacterianas, seca, mosca de la fruta, aserrador del mango y el pulgón negro son las amenazas principales para el árbol de mango.

Árbol de mango

Cultivo del mango

Ubicación – Es clave que se le dé una buena exposición al sol y a la ventilación. De todos modos, que el aire no sea excesivo porque puede afectar su salud.

Riego – No hay que regar si el suelo presenta una humedad suficiente. En la floración hay que reducir el riego. Al recoger el fruto abandone el riego y permita descansar la tierra.

Reproducción – Se van a producir a partir de las semillas entre el verano al otoño. Son árboles que pueden crecer rápidamente y en condiciones que tal vez no sean las mejores.

Poda – Se limita a una durante su formación para los primeros tres años. Retire las ramas laterales para que se favorezca la formación de su tronco y que las ramas interiores se aclaren. Hay que facilitar su ventilación. Al ser adultos será una poda para el control de su crecimiento.

Abono – Todos los terrenos son buenos para el árbol de mango, pero hay que fijarse en el drenaje. Que el suelo sea de un pH entre 5.5 y 7.5.

Flor – Para que su flor pueda fructificar se requiere de una temperatura ambiental seca.

Fruto del mango

El fruto del árbol del mango es el mango que es reconocido a nivel mundial por su sabor, ser dulce y carnoso. Es importante aclarar que puede tardar incluso 3 años un árbol para dar frutos si es un esqueje, pero si se obtiene de plantones o semillas podría tardar entre 6 a 10 años para sus primeros frutos.

Los frutos del mango se producen entre 3 a 5 meses tras la floración. Es fundamental permitir que el árbol madure para que sus frutos sean de alta calidad. Si el fruto se recoge verde hay que madurarlo a una temperatura que supere los 10°C.

Árbol de mango

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *