El roble es un árbol muy conocido a nivel mundial, el cual destaca por su gran porte y a su vez porque es muy bien apreciado por su madera. Presentamos las características del roble, sus cuidados, cultivos y fruto.

Roble

Como es el roble?

El roble, roble común o Quercus es una especie nativa del hemisferio norte. Se trata de un árbol que destaca por su gran porte, que también es muy buscado por su madera. Es una especie que debe su origen a Asia. Su hábitat más extendido se da por todo el hemisferio norte, aunque en otras regiones cálidas se lo puede ver sin problemas.

Una de las preocupaciones principales en torno al roble es que está en peligro de extinción como resultado de la tala indiscriminada y la lentitud que tiene para su reproducción, es por este motivo que existen múltiples acciones proteccionistas que se destinan para su preservación.

Caracteristicas del roble

Características generales – Una condición particular del roble es que sus características físicas tienden a ser disímiles de acuerdo con el sitio en que se desarrolla, además de la espesura o aislamiento del lugar en el que crece.

Robusto – Por tendencia es un árbol robusto, derecho y bastante limpio.

Ramificaciones – Van a empezar a darse desde los 15 metros de altura del árbol

Crecimiento aislado – El roble en caso de crecer de manera aislada presenta una copa que se hace ancha e irregular, además que las ramas se tornan tortuosas y acodadas.

Tronco – Es liso y con una tonalidad grisácea. Con el paso de los años se van a ir notando unas grietas profundas por todo su espacio.

Raíces – El sistema de enraizamiento del roble suele ser profundo, por tanto, hay una raíz central que tras un primer año de vida puede alcanzar una penetración de 1,5 metros. Con 8 años sus raíces se desarrollan en extensiones laterales.

Hojas – Son grandes y caducas, motivo por el que se renuevan cada año y van perdiéndose durante la temporada de invierno con las hojas secas. Sus bordes son lobulados, profundos y desiguales.

Flores – Cuenta con flores masculinas y femeninas cuyas fisionomías son diferenciadas. Las masculinas se dan con forma de racimos o amentos colgantes de tonalidad amarilla, mientras que las femeninas en grupos de 2 a 3 ejemplares que se sostienen por un largo pedúnculo.

Fruto – Es conocido como bellotas y se pueden ver sujetas a los largos pedúnculos.

Roble

Cuidados del roble

Raíces – Si se planta un arbolillo y no una bellota, fíjese en las raíces desde el primer momento para que sean fuertes y largas, con esto se dará más seguridad a todo el procedimiento.

Humedad – Tanto el ambiente como el suelo que sean húmedos, pero que tampoco sean propensos a las inundaciones.

Falta de agua – Es el peor enemigo para este árbol.

Temporada – Lo ideal es que se plante el roble durante el otoño y que el ambiente sea el propicio para su crecimiento.

Suelo – Que sea rico y bien drenado, con pleno sol o una sombra parcial, aunque luz solar en exceso sería negativo, más que nada durante los primeros años de vida.

Cultivo del roble

Las semillas al interior de las bellotas son las que se usan para el cultivo del roble. La clave en este caso es que se las use mientras estén frescas, porque cuando la semilla se va secando va a perder la capacidad para germinar. Lo ideal es que se planten las semillas en un sitio en donde crezcan de forma definitiva el árbol.

Si se quiere facilitar la germinación del roble, la técnica de escarificación, lo que significa que se haga una incisión en la semilla con una hoja de afeitar, para que la humedad penetre con facilidad y que la germinación se vea favorecida.

Recuerde para el cultivo del roble seleccionar un suelo que sea húmedo, pero no en sitios que acumulen agua. Un verano seco es perjudicial para el árbol. Finalmente, lo conveniente es que la temperatura sea de 18 a 20°C.

Roble

Fruto del roble

El fruto del roble se conoce como bellotas. Se las puede ver sujetas en unos pedúnculos largos. En el interior de las bellotas se encuentran las semillas del árbol, una por cada bellota. En un roble común las bellotas son una clase de fruto amargo por la cantidad importante de taninos, aunque en otras especies las bellotas presentan un sabor dulce que pasa a ser una de las bases alimentarias de especies diversas de animales como las ardillas, ratones o jabalíes.

Roble Fruto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *