Los árboles frutales son plantas con flores que producen fruta que es usada por los seres humanos para múltiples propósitos. Conozca sus tipos, algunas variedades, sus cuidados y cómo plantar árboles frutales.

Que son los arboles frutales?

Se denominan como árboles frutales a todas las plantas que tienen flores las cuales pueden producir una fruta que puede ser consumida o que los seres humanos usan. En este caso, el fruto sería como un ovario maduro el cual contiene a su vez una o más semillas que se requieren para la reproducción de esta planta.

Los árboles que dan frutos secos se los clasifica como árboles frutales por parte de las ciencias culinarias, pero en la industria de la fruta son separados de los otros tipos de frutas. Se recuerda que cada árbol es dividido en función de la anatomía y morfología que presente.

Tipos de arboles frutales

Los árboles frutales se clasifican según la función de los frutos que producen.

Árboles de frutos tiernos y con hueso en su interior – Se los conoce con el nombre de Drupas. En pocas palabras son árboles los cuales producen frutos muy carnosos y que en el interior presentan semillas dentro de un hueso que es duro. En este grupo los más populares son el cerezo, mango, olivo, ciruelo y el albaricoquero.

Árboles de frutos tiernos y una pepa en el interior – Su nombre es el de Pomos. Es un grupo de árboles con frutos carnosos, pero que en el interior tienen semillas que están dentro de un endocarpio coriáceo. Los árboles más destacados de este grupo son el peral, manzano y nisperero.

Árboles de frutos secos – Se distinguen con facilidad de los demás por producir frutos que se encuentran encerrados dentro de una cáscara. Algunos de los más representativos son el nogal, avellano, roble, castaño, almendro o encina.

Árboles frutales exóticos – Su estructura en términos generales es muy variada y en este caso se incluyen todos los cítricos como el naranjo, limonero o pomelo.

Árboles frutales con falsos frutos – Hay una cierta posición en discordia sobre su definición, ya que desde el punto de vista culinario ser los piensa como frutos secos. A nivel botánico se los identifica como frutos carnosos con una parte externa seca por el paso del tiempo y que su nombre técnico es trimas.

Variedades de árboles frutales

Manzano – Es uno de los árboles frutales que presenta la mayor producción de frutos en el planeta. Desde el 2005 se producen más de 55 millones de toneladas.

Manzano

Cerezo – Es un árbol frutal el cual produce un fruto muy pequeño y carnoso con una sola semilla.

Cerezo

Cocotero – Es un árbol frutal que se cultiva en distintas regiones tropicales del planeta. Se usa para el consumo humano y también para múltiples usos no culinarios.

Cocotero

Olivo– También se conoce como aceitunero y es un fruto que se emplea con frecuencia en todo el planeta. Crece en la región del Mediterráneo y se consume entero, aunque también se convierte en aceite de oliva.

Olivo

Mango – Es una fruta tropical que se denomina como un alimento funcional por los expertos culinarios. Sus hojas se utilizan para realizar decoraciones florales en ceremonias y bodas en múltiples culturas.

Mango

Ciruelo – Es uno de los árboles frutales más fáciles de cultivar, más que nada por su resistencia al frío. Lo mejor para su cultivo es en un clima templado.

Ciruelo

Nectarina – Es un árbol frutal que se encuentra en zonas con una altitud baja que no requiere de un reposo invernal largo. Es muy sensible a la humedad y puede desarrollar enfermedades fácilmente.

Nectarina

Níspero – Pertenece a la familia de las rosáceas y los japoneses lo expandieron por Europa. En sitios como España se lo conoce como la Tanaka y la Algerie.

Nispero

Limonero – Es un árbol perenne del género cítrico que es muy poco resistente al frío y que tiene una floración permanente. Produce uno de los frutos más comunes del mundo, el limón.

Limonero

Almendro – Su floración es muy temprana y el fruto se recoge hasta después de nueve meses tras el inicio de la floración. Su proceso de maduración es muy largo.

Almendro

Albaricoquero – Es originario de Asia Central, no alcanza grandes alturas y ronda los 3 a 10 metros como máximo. Sólo el 20% de sus flores se convierten en frutos.

Albaricoquero

Cuidados de los arboles frutales

Después de plantar un árbol frutal se requiere de muchos cuidados especiales para que los frutos se puedan producir de manera adecuada. El tipo de cuidados depende del árbol frutal que sea plantado.

Ahora bien, el riesgo es el cuidado más importante en estos casos, también se necesita del mulch o pajote, para que la humedad del suelo se puede retener y la necesidad de agua decrezca. Se sugiere asimismo la fertilización.

Finalmente hay que asegurarse de aplicar las instrucciones que se indiquen en el paquete, en caso de que existan. La mayoría de los árboles frutales necesitan de alguna poda, aunque sea para eliminar la madera muerta o dañada.

Como plantar arboles frutales

 

Las instrucciones para cultivar árboles frutales dependen del tipo y de la variedad, pero a grandes rasgos hay que pensar en:

  • Que puedan recibir por lo menos unas 6 horas al día, más que nada durante la temporada de crecimiento.
  • El sol no puede ser bloqueado.
  • Se sugiere plantar al menos 1 m de distancia de aceras y calzadas, además de 2 metros de distancia de los edificios.
  • Entre cada árbol cultivado debe haber una distancia entre 3 a 4 metros.
  • Elija la variedad y los portainjertos pertinentes.
  • Piense en las horas de frío, para así determinar si podrá echar fruta o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *